Imágenes frescas

Loading...

domingo, 8 de marzo de 2009

Filosofía del Agua

El agua forma parte de nuestras emociones, de nuestros recuerdos de infancia, de nuestros ríos y de nuestros pueblos. Va asociada al sentido de belleza, al sentido de tu tierra, de tu pueblo, de la calidad de tu vida.

VALOR ESTETICO DEL AGUA
Un componente del paisaje, un elemento emocional

Los ríos llevan asociados kilómetros de costas, cercanas a nuestra vida.
El agua es el alma de los paisajes. Y el paisaje es una de las riquezas naturales que tenemos. Estamos ante el valor estético del agua.
El agua además de ser un recurso es un valor, forma parte del patrimonio natural. El tema del agua no lo percibimos sólo en parámetros tecnológicos y económicos. El agua forma parte de lo emocional, y por tanto, la respuesta a planteamientos relacionados con el agua no tiene porqué ser sólo racional.
Es lícito querer disfrutar de los ríos que fluyen por nuestro territorio, aspirar a que estos ríos se mantengan, decir "estos ríos son bonitos", "queremos proteger los ríos escénicos, los ríos salvajes", "queremos que el agua siga formando parte del paisaje".

VALOR ETICO DEL AGUA
Propiedad de todos los seres vivos del planeta

No sólo bebemos nosotros, los hombres y las mujeres tenemos prestada el agua, sin intereses por supuesto. El agua es también para los otros billones de seres que son plantas y animales.
El agua sigue un ciclo en la Naturaleza en el que, sin embargo, intervenimos constantemente.
No se puede ir siempre contra natura.
".... hemos construido embalses y trasvases, hemos llevado el agua para regar dehesas, estepas, y semidesiertos. Hemos agujereado la tierra hasta secarla. Incluso hemos colocado millones de turistas en donde más sol (y menos agua) podían encontrar, ...."
Anular el ciclo del agua en los continentes, es fruto de esa conciencia desgraciadamente muy extendida, de que cualquier gota que llega al mar, es desaprovechada, se pierde.
La intervención en la acción antrópica en ese ciclo, tiene mucho, aunque no todo, de pensar equivocadamente que la Naturaleza está mal hecha.
La recionalidad de su uso pasa por asumir las reglas del desarrollo sostenible: conocer los límites y adaptarse a ellos. Estamos ante el valor ético del agua.
Los países no pueden permitirse determinados lujos, deben acomodarse a sus condiciones naturales.

Filosofía del Agua
El agua en Aragón, España
Texto completo en AIM (Aragón Interactiva y Multimedia)